Saltar al contenido
5 cosas que podrías experimentar al emigrar a otro país

5 cosas que podrías experimentar al emigrar a otro país

Para muchas personas irse de su país es algo totalmente opcional, como parte de esas metas que te propones desde pequeño y que en algún momento desearías cumplir.  Sin embargo, para los Venezolanos irse del país es ya parte del día a día. El éxodo venezolano cada día aumenta y ya es tan normal hablar con tus amigos y familiares que se encuentran alrededor del mundo. Aunque muchos crean que emigrar a un nuevo país es tan fácil como comprar solo el boleto de ida sin retorno, hoy queremos compartir 5 cosas que venezolanos y otros inmigrantes que han estado en Estados Unidos por más de 8 años.

 

  1. Nuevo destino, ¿fresh new start?:

adult, book, business

Mudarte a un nuevo país te da la oportunidad de tener un nuevo comienzo. Debemos tener en cuenta que esto es bueno para muchos y malo para otros.  Irse a un nuevo destino te abre nuevas puertas y cierra otras que probablemente nunca volverán a abrir. Es dejar a tu familia y amigos de toda la vida y volver a conectar con personas que no siempre serán del todo amables al principio. Es dejar atrás costumbres, lugares, tu viejo “yo.” Para muchos esa es la parte más difícil de inmigrar a un nuevo país. En este caso inmigrar a Estados Unidos te abre muchas puertas, totalmente cierto. Sin embargo, debido a la gran cantidad de culturas con las que llegas a tener contacto, muy pocas veces llegas a hacer conexiones como las que tenías en tu país de origen. No todos son amables, muy pocos son expresivos. Tienes que comenzar a moldearte para adaptarte rápidamente y encajar. ¿Es fácil? No, pero si es posible. Por eso cuando las personas inmigran tienden a deprimirse y sentirse solos. Esta es una de las cosas que experimentamos cuando nos vamos de nuestro país. En el lado positivo, si eres lo suficientemente inteligente podrías tomar esta como otra oportunidad para cambiar tu estilo, probar cosas nuevas e incluso olvidarte de esas tonterías de tu pasado que te tormenta y comenzar una vida nueva.

 

  1. Hablar otro idioma va más allá de “leer los libros”

White Alphabet Dice

Si has decidido inmigrar a un país donde el idioma oficial no es el mismo que tu idioma nativo, sabes que te tocara aprenderlo desde cero. Aprender un nuevo idioma puede ser fácil o difícil dependiendo de las habilidades de la persona. Para algunas personas puede que tarde unos meses pero otras pueden pasar toda una vida estudiándolo y aun no lo hablan fluidamente. ¿Crees que existe una razón para esto? Si. Resulta que al momento de aprender un idioma, debes tomar en cuenta que es como cualquier otra actividad o habilidad que hayas aprendido en el pasado. Primero necesitas la base, que en este caso sería el aprendizaje o el estudio de este idioma. Luego de aprender la base del idioma necesitas conseguir una manera de practicarlo diariamente. Mientras más practica tengas, más fluido podrás ser. Hay múltiples maneras de practicarlo, hablando con personas nativas del país, escribiendo nuevas palabras cada día, leyendo libros y artículos, incluso viendo películas y series. Debes de perder el miedo, siempre ten en cuenta que las personas que saben que te estas esforzando para hablar su idioma te admiran, ya que muy poco de ellos se atreverían a hacer lo que tú has hecho.

 

  1. No solo los adultos son afectados, los niños también.

Brunette Woman in Red With Girl in Yellow on Lap Before Laptop

Muchas veces si decides inmigrar con tu familia, los padres tienden a enfrentar ciertas dificultades con sus hijos. Los niños tienen la habilidad de adaptarse mucho más rápido y debido a que tienen más contacto con la nueva cultura los pequeños de la casa tienden a olvidar sus raíces. Si se encuentran en países con otro idioma los niños también tienden a aprender el idioma mucho más rápido que los padres y otros familiares y muchas veces se niegan a hablar su idioma nativo ya que comienzan a olvidarlo. Además, las escuelas e institutos tienden a exigir más en países desarrollados y los niños normalmente son situados en salones por su edad y no por sus habilidades. Entonces los niños tienden a sentirse decaídos al principio ya que sienten que no son tan buenos como sus compañeros. Para los padres suele ser difícil porque al no tener mucho conocimiento del idioma no pueden ayudar a sus hijos lo suficiente.

 

  1. Conseguir trabajo no es tan fácil como todos te cuentan

Man Wearing Red Zip-up Vest and White Helmet Smiling

Si bien la mayoría de los refugiados e inmigrantes están contentos de tomar cualquier trabajo que esté disponible cuando entran al país por primera vez, encontrar un trabajo y subir de categoría lentamente, es increíblemente difícil. Aquí volvemos al tema del idioma, en Estados Unidos no saber hablar inglés se vuelve un problema ya que hay posiciones  en los que es necesario limitando sus opciones. Los refugiados e inmigrantes que son educados y que anteriormente tenían buenos trabajos en su país, se frustran al no poder obtener los mismos empleos aquí. Los empleadores suelen preferir la experiencia laboral dentro del país, y en el caso de Estados Unidos las certificaciones que son obtenidas afuera generalmente no se transfieren. Es por eso que no es raro que su taxista haya trabajado anteriormente como educador o ingeniero.

 

  1. No en todos los países el transporte público funciona apropiadamente:

alone, back, black-and-white

Al igual que las barreras del idioma, los problemas con el transporte son un problema que afecta casi todos los aspectos de la vida de los inmigrantes. En el caso de Estados Unidos en algunos estados como Florida el transporte público es malo y no muy eficiente. Así que muchos inmigrantes optan por tener un carro propio. Obtener una licencia de conducir, documentada o no, es extremadamente difícil por una variedad de razones. Para aquellos que no hablan inglés, se necesita un traductor, y no son fáciles de conseguir. Además, el conductor debe saber leer y escribir para aprobar el examen escrito. Con un poco de suerte, las familias tendrán un automóvil para compartir entre ellos, pero hacer que los niños vayan y vuelvan de la escuela, así como llevar y traer a los adultos al trabajo puede ser un desafío. Como se puede imaginar, contar con tantas personas que dependen de un automóvil hace que sea increíblemente difícil cumplir con compromisos adicionales como clases de ESL y citas médicas por ejemplo.

Inmigrar a un país que desconoces y el del cual no eres parte de su cultura siempre tendrá sus dificultades. Pero todo depende de ti, si has sido lo suficientemente valiente para tomar esta decisión es porque tienes todo lo que se necesita para afrontarla. ¿Te da miedo? Excelente. Ahora toma todo ese miedo que está dentro de ti y úsalo como gasolina para impulsarte a alcanzar todos esos sueños y metas. Si alguien más pudo, ¿Por qué tu no?

 

 

Articulo escrito por:

Maria Perez

Redactora de Good Vibes Venezuela

Artículo previo Conociendo la Isla de Margarita
Siguiente artículo Planes para hacer el Día de las Madres ESPECIAL!

Deja un Comentario

* Campos requeridos